lunes, 25 de marzo de 2013

¿Qué es la ITE? (Inspección Técnica de Edificios)

¿En qué consiste la Inspección Técnica de Edificios?
¿Quién tiene que hacer la ITE?
¿Es obligatorio pasar la ITE?




ATENCIÓN:
El 9 de enero de 2014 se aprobó el "Informe de Evaluación del Edificio" en Cantabria, quedando derogada la "Inspección técnica de edificios". En el artículo ¿Qué es el Informe de Evaluación del Edificio? podéis encontrar más información.



Los edificios, al igual que los vehículos, sufren un inevitable deterioro con el paso del tiempo: los materiales pierden sus propiedades, las instalaciones se estropean, los cerramientos se deterioran, etc…

La Inspección Técnica de Edificios (ITE), al igual que la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), sirve principalmente para mejorar las condiciones de seguridad de los usuarios. En el caso de la ITE, se mejora la seguridad tanto de los ocupantes del edificio, como de los ocupantes de los edificios colindantes y los viandantes.

La ITE consiste en una inspección realizada por un técnico especializado en edificación, que redacta un informe en el que se detallan los defectos que tiene el edificio, determinando su posible causa, su gravedad y las medidas recomendadas para su reparación.

El pasado mes de febrero se aprobó el decreto que regula la Inspección Técnica de Edificios en Cantabria (Decreto 3/2013). En él se establece el procedimiento a seguir, quién es el responsable de su realización y qué edificios están obligados a pasarla.

Según el Decreto las deficiencias de los edificios se clasifican en cuatro categorías:
  • Deficiencias muy graves: afectan a la seguridad de las personas y se ha de intervenir con urgencia.
  • Deficiencias graves. No entrañan peligro inmediato para las personas, pero han de subsanarse.
  • Deficiencias leves. No afectan a la seguridad de las personas, pero  requieren reparación.
  • Sin deficiencias.

Según el tipo de deficiencias encontradas, se plantean dos supuestos:
  • Informe favorable: Cuando el edificio no tiene deficiencias o tiene deficiencias de categoría leve.
  • Informe desfavorable: Cuando el edificio tiene deficiencias graves o muy graves. En este caso se debe notificar al Ayuntamiento de las obras de reparación a realizar y los plazos en que se ejecutarán. Una vez subsanadas las deficiencias, el técnico debe reflejar su conformidad en el informe.
Al igual que sucede con la ITV, los responsables de pasar la ITE son los propietarios o juntas de propietarios. Éstos deben encargar la inspección y presentar el informe favorable en el Ayuntamiento para que se incluya en el Registro Autonómico de Inspecciones Técnicas.

El técnico inspector deberá ser arquitecto en el caso de edificios residenciales, administrativos, docentes, sanitarios y religiosos. En el caso de edificios de uso aeronáutico, agropecuario, de la energía, telecomunicaciones, industria o transportes, el técnico deberá ser arquitecto, ingeniero o ingeniero técnico.

El coste del informe variará en función de la tipología, volumen, complejidad y estado del edificio. A modo de ejemplo, el coste de un informe para un edificio de 5 plantas, 10 viviendas, 50 años de antigüedad, estructura de hormigón, en el que se ha realizado un mantenimiento periódico, puede rondar los 40€ por vecino. Actualmente no existen en Cantabria subvenciones para sufragar los gastos, a pasar de que otras comunidades autónomas ya cuentan con ellas.

El coste de las obras de reparación no se puede estimar hasta la realización del informe, ya que depende de la gravedad de los defectos encontrados. Generalmente, las obras más costosas son aquellas que tienen su origen en defectos en la estructura, y pueden conllevar incluso la desocupación temporal del edificio.

Según el citado decreto, la ITE es obligatoria para todos los edificios de más de 50 años de antigüedad situados en los municipios de más de 25.000 habitantes de Cantabria. Estos municipios son Santander, Torrelavega, Camargo y Castro Urdiales.  El plazo para la realización de las inspecciones finaliza en diciembre de 2015. Quedan excluidos todos los edificios que hayan sido declarados en ruina o que la estén tramitando. Una vez realizada la primera inspección, las siguientes se realizarán cada 15 años. 

Cabe mencionar que este informe cobrará importancia en la compraventa de viviendas, ya que el comprador podrá disponer de un documento técnico que acredite el estado de conservación del inmueble, así como las obras realizadas en él.

Finalmente os recomendamos que “llevéis el edificio al taller” en caso de observar grietas o defectos preocupantes.

Esperamos que el artículo os haya servido de ayuda y os invitamos a compartirlo con otros promotores noveles.

Si tenéis alguna duda, podéis dejarnos un comentario más abajo. Si necesitáis nuestros servicios, estamos a vuestra disposición. 

¡Un saludo!

amutio y bernal

Amutio y Bernal Arquitectos
www.amutioybernal.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario